Mes de Celebración: 10 años de mis primeros “extraños” en casa :)

Daniel1651
Host Advisory Board Member

Mes de Celebración: 10 años de mis primeros “extraños” en casa :)

Marlene, Ivano,  Eduardo y yo en el famoso guachinche, en  Diciembre de 2012. No hay foto de la chistorra en llamas: quedamos todos en shock y no parábamos de reír.Marlene, Ivano, Eduardo y yo en el famoso guachinche, en Diciembre de 2012. No hay foto de la chistorra en llamas: quedamos todos en shock y no parábamos de reír.

 

 

Con este mensaje de Ivano, diez años atrás,  comenzaba mi andadura en Airbnb y un 16 de Diciembre exactamente recibía a mis primeros “extraños” en casa.

 

"Hola, está tu loft disponible? Gracias. Ivano.""Hola, está tu loft disponible? Gracias. Ivano."

 

 

Había puesto mi anuncio apenas unos días antes y para ser sincero, no creía demasiado en esto de alojar a desconocidos en mi hogar, así que el mensaje me tomó completamente por sorpresa. Ya saben, las mil y una dudas de cuando empezamos en esta actividad. ¿Quién era Ivano y por qué había elegido mi sitio y no otro? 

 

En ese entonces había apenas 300 anuncios en toda la isla de Tenerife y tan sólo dos (incluído el mío) estaban en mi bonito pero no turístico pueblo de Tacoronte. 

Diciembre es invierno aquí, y aunque la isla es conocida por su eterna primavera, tiene tantos microclimas que justo a nosotros nos tocó el “verde y natural” pero también “nublado, lluvioso y húmedo” entorno. 

 

¡Entró la reserva, qué nervios! ¿Cómo no recordarlos?

 

Nuevo mensaje. 15 dic. "Hola, acabo de reservar en Airbnb. Disculpa que es tarde pero estoy en La Gomera y no tenía internet antes. Feliz de conocerte mañana. Espero que podamos tener una pequeña charla y hablar sobre Tenerife. Estaré en el puerto de Los Cristianos y conduciré hasta tu lugar. Chequearé internet hasta las 10.30 mañana, luego no podré hacerlo. Por favor, envíame instrucciones. Saludos. Ivano."Nuevo mensaje. 15 dic. "Hola, acabo de reservar en Airbnb. Disculpa que es tarde pero estoy en La Gomera y no tenía internet antes. Feliz de conocerte mañana. Espero que podamos tener una pequeña charla y hablar sobre Tenerife. Estaré en el puerto de Los Cristianos y conduciré hasta tu lugar. Chequearé internet hasta las 10.30 mañana, luego no podré hacerlo. Por favor, envíame instrucciones. Saludos. Ivano."

 

 

 

Vale decir que diez años atrás el GPS no era algo habitual en los móviles o en los coches, así que con toda razón Ivano me pedía instrucciones para llegar.  Manos a la obra: autopista TF1, desvío por TF2, tomar TF5 hasta la salida 19, izquierda, derecha, derecha, izquierda…Al final quedamos en vernos en la plaza del pueblo, ¿dónde si no para encontrarse por primera vez? 

 

¿Cómo es tu coche?,  pregunté. La foto de perfil no me daba muchas pistas así que tener identificado el coche, modelo y color sería de gran ayuda. También nos pasamos los números de teléfono aunque de poco servían ya que tampoco había roaming o internet de fácil acceso, pero algo es algo, pensé.

 

Ese Domingo 16 de Diciembre comenzó espectacular, léase: “lloviendo a cántaros”. M****. A  mal tiempo buena cara, me dije. 

 

Dí un último vistazo a nuestra casa de jardín (arreglada originalmente para recibir a la familia y a los amigos), y ahora acomodada para esos extraños de “erbinbin” (si, claro, en ese entonces nadie tenía muy claro cómo pronunciar correctamente Airbnb).

 

Todo parecía en orden y familiar. El presupuesto había dado para comprar lo justo  y habíamos conseguido ahorrar reutilizando cosas de nuestro propio hogar. 

 

Habíamos puesto una cocina eléctrica que no usábamos sobre los muebles de cocina que había montado con mis propias manitas (super orgulloso, claro); el espejo de baño era un regalo recibido por mi marido en su 40 cumpleaños; la mesa de comedor era una antigua mesa de teka que teníamos en el jardín y que pintamos  para la ocasión de un brillante rojo inglés que la hacía parecer elegante y de diseño; el sofá que teníamos en el salón de nuestra casa  ahora presidía el espacio de descanso, y la mesita al frente, no era sino una estantería de Ikea en una posición para la que no fue diseñada, con unas patas y un cristal para apoyo de decoración que aún permanece allí.

 

Me ha costado encontrar esta foto, pero aquí está: detalle de la cocina eléctrica y decoración de cuando empezamos en 2012 :)Me ha costado encontrar esta foto, pero aquí está: detalle de la cocina eléctrica y decoración de cuando empezamos en 2012 🙂

 

 

La cama era un colchón sobre un conjunto de palets de madera, disimulados por una estructura blanca que también armé yo, y el televisor…¿Qué decir? El televisor era casi del tamaño de un horno, de estos grandes y aparatosos que ya no se usaban pero que funcionaba perfectamente, (o eso parecía).

 

Debo reconocer que no era perfecto, pero el conjunto quedaba muy bonito y estaba puesto con mucha ilusión. Indudablemente,  lo reflejado en las fotos del anuncio debió resultar atractivo para que el tal “Ivano” quisiera quedarse en casa. 

 

Bueno, o tal vez lo hizo por la foto de nuestra querida Moma, una bichón maltés muy joven por entonces y  que hasta sus últimos días (nos dejó en 2021) fue la estrella de nuestro alojamiento.



Moma fue una Superanfitriona que  siempre estaba presente en  las evaluaciones que dejaban los huéspedes. Su amor perruno conquistaba sus corazones.  Aquí,  con sus amigos peluches en una foto que tuvimos durante muchos años en nuestro anuncio.Moma fue una Superanfitriona que siempre estaba presente en las evaluaciones que dejaban los huéspedes. Su amor perruno conquistaba sus corazones. Aquí, con sus amigos peluches en una foto que tuvimos durante muchos años en nuestro anuncio.

 

 

 

En fin, por un motivo u otro, nos había elegido y ya no había vuelta atrás. 

Antes de ir a su encuentro  repasé mentalmente las frases y palabras escritas en inglés sobre la pared del baño (las ayudas memorias o post-it siempre me funcionaron bien en los lugares más insospechados): “Welcome to Tenerife, this is Daniel, your host”; “Is this the first time here?”; “Do not doubt to write to me if you need any recommendation”, etc. ¡De sólo pensarlo vuelvo a sonrojarme!

El Toyota Yaris plateado apareció en la plaza, me armé de valor, saqué el paraguas y fui a su encuentro. Saludos y sonrisas nerviosas (creo que por ambas partes, por supuesto: ¡ellos también iban a quedarse en la casa de un extraño!). 

 

Debo decir que fui afortunado, Ivano y su mujer Marlene, pese a vivir en Alemania eran italianos de nacimiento  y nuestras raíces idiomáticas facilitaron la comunicación. Ello nos permitió entendernos desde la primera frase (o eso quiero creer), así que me relajé un poco y les expliqué lo que debían saber del apartamento, así como lo necesario para moverse y conocer la isla. Ahora había que esperar que todo fuera perfecto durante su estancia…

 

Me sorprendió gratamente que el primer día ya me enviaron un mensaje contándome lo que habían hecho y lo que habían descubierto de la isla. Nos cruzamos en el aparcamiento de uso compartido y tras intercambiar unas palabras les invité a visitar un “guachinche”. 

 

Un guachinche es aquí un sitio típico para cenar en familia y con amigos, un lugar que bien puede ser una casa particular o un garaje, donde los propios dueños preparan unos platos tradicionales y los comparten con sus invitados a la vez que ofrecen el vino local.

 

Necesitaba encontrar el lugar adecuado, de esos que sólo puedes llegar y descubrir si eres conducido por un local o un GPS,  y una tarde noche, bien temprano, fuimos mi marido Eduardo y yo con nuestros huéspedes a un lugar recomendado por un amigo. 

 

Imposible no recordar su cara de sorpresa por el lugar tan típico e inusual, los platos que nos trajeron (reconozco que no es normal que te traigan un plato de chistorras ardiendo en llamas), la amabilidad de la camarera y lo más importante, la agradable compañía y sensación de estar cenando con amigos. 

 

La experiencia fue inolvidable para todos y antes de que se marcharan volvimos a quedar, esta vez en nuestra casa principal donde repetimos esa atmósfera maravillosa de estar compartiendo tu espacio y nuestro tiempo con conocidos, con los que a priori nunca te hubieras cruzado en la vida, pero que de repente, llegan para quedarse como amigos. 

 

Charlamos de familia, viajes, experiencias y trabajo, pero sobre todo compartimos la misma ilusión por la vida y lo increíble que resultan los encuentros que nos generan sincronías y conexiones difíciles de explicar.

 

Esa es la razón por la que, como una apuesta personal, mantuve y mantengo mis espacios exclusivamente en Airbnb y no me arrepiento de ello. No soy un arrendador y tampoco considero que ofrezca alquileres. En su mayoría, los viajeros que nos eligen son personas con las que encuentro una importante sintonía a la hora de comunicar, aportar y compartir sus experiencia de vida y el descubrimiento de esta increíble tierra en la que elegí vivir.

 

Ivano y su mujer Marlene fueron no sólo mis primeros huéspedes, ellos fueron los que me hicieron ver lo que Airbnb me podría ofrecer:  la posibilidad de conectar con personas con las que, de otra manera, jamás me hubiera imaginado conocer.

 

Como suelo repetir siempre, Ivano y Marlene me enseñaron que en la medida en que das confianza, también la recibes y que  un mundo mejor es posible si entendemos que el respeto es la base de toda relación y que podemos aún confiar en nosotros y en quienes nos rodean.

 

En estos 10 años hemos hablado numerosas veces a través del chat que se mantiene activo desde 2012, hemos celebrado cumpleaños, logros personales y profesionales, vacaciones y hasta el nacimiento de su hijo (al que esperamos conocer pronto), por no decir también de la triste noticia de la desaparición de David Bowie, de quien ellos son muy fans. 

 

Y aunque no han vuelto a la isla (creo que la chistorra ardiendo en llamas en el guachinche ha sido traumática, jeje)  hemos ido  a visitarlos en su casa de Hamburgo y compartido cena en un sitio típico de allí (sin nada ardiendo de por medio).

 

Hoy, 16 de Diciembre de 2022, exactamente diez años después de su visita, también están presentes leyendo este post porque me encargaré de hacérselos llegar: ellos son parte de mi familia Airbnb.

 

Para despedirme y celebrar con ustedes, dejarme decir que en estos años muchos huéspedes  han pasado por nuestras vidas, llegando como extraños y marchándose como amigos, enseñándonos el valor del respeto, la educación, la diversidad y la convivencia entre extraños que compartimos el mismo mundo.

 

Les mando a todos un gran saludo, felices fiestas, y por sobre todo, deseos de muchos “Ivanos y Marlenes” en sus vidas.

 

Happy hosting!

 

13 Respuestas 13
KatherynandJonathan0
Level 1
Guayaquil, Ecuador

Me encantó tu historia Daniel. Y me puse a recordar como inicie en airbnb. Porque así iniciamos todos llenos de dudas y con mil expectativas. 

Que al final cuando reciben las evaluaciones gratificantes de tus huéspedes. Sientes que lo que haces su vale la pena. A seguir cosechando triunfos, éxitos. Vivencias, experiencias y sobre todo amigos. Saludos desde Ecuador

Daniel1651
Host Advisory Board Member

Hola @KatherynandJonathan0 

Me alegro de que te haya gustado la historia.

 

Como bien dices, empezamos todos llenos de dudas y con muchas expectativas, y al cabo del tiempo, cuando hacemos una valoración de nuestra actividad, no podemos estar más que contentos y orgullosos de abrir nuestra casa al mundo y hacer amigos 😍

 

¡No conozco aún tu país, así que quien sabe...!

 

Otra cosa, me gustó mucho la escultura urbana del Papagayo Guayaquil que tienes en tu anuncio. ¿Queda cerca de tu casa? Imagino que es un sitio donde todos quieren sacarse una fotografía, ¿Verdad?

 

Un cariño grande desde Tenerife, Islas Canarias y Feliz Año Nuevo ❤️

Lina88
Level 5
Santiago, Chile

Me encanto loa historia Daniel, es una emoción la verdad cuando te metes en esto con mil quinientas dudas, y te llega tu primer mensaje. Era leerte e ir recordando a mi primer huésped.

Un besito enorme, nos vemos en nada.

Daniel1651
Host Advisory Board Member

¡Feliz Año @Lina88 !

 

¡Creo que ya estás por tierras canarias...avisa y nos vemos!

Que interesante historia y se nota el amor que tiene por esta actividad un saludo desde Hermosillo Mexico y gracias por compartir

Daniel1651
Host Advisory Board Member

El amor y la pasión por lo que hacemos es fundamental en nuestra actividad, @María-De-Los-Angeles3 y eso nos permite realmente "conectar" con muchas personas de todo el mundo 😍🌎

 

¡Un gran saludo desde Tenerife para México!

Romén0
Level 2
Santa Cruz de Tenerife, Spain

Que nostalgia @Daniel1651 !!! Cómo ha evolucionado todo, verdad? Ante era algo muy sencillo y tranquilo y ahora todos tenemos el nivel muy alto para agradar a todos los huespedes que nos vamos encontrando.

 

Viendo esta publicación, creo que debes sentirte orgulloso de los avances realizados y haber llegado hasta estas fechas entrañables sin bajar el nivel de exigencia. Muchas felicidades por esa decena... y a por la siguiente decena (espero verlo en otro post jejeje)

Daniel1651
Host Advisory Board Member

@Romén0 

¡Enhorabuena por unirte a la comunidad de anfitriones y qué bueno verte por aquí!

 

Efectivamente, las cosas han cambiado mucho desde entonces pero lo que nos une como huéspedes y anfitriones siempre se mantiene: la excusa de quedarte en un hogar para compartir unas palabras, una charla o un café con un extraño que de golpe te está contando parte de su vida (y de la que luego ya formas parte).

 

Espero que esta aventura que comienzas también te depare muchas anécdotas y amigos por todo el mundo 😍🌍

 

¡Un fuerte abrazo desde Tacoronte!

Sergi
Community Manager
Community Manager
London, United Kingdom

Genial publicación @Daniel1651 . ¡Me encanta! Hay muchos elementos que son entrañables y seguro que muchos anfitriones se verán representados en tu historia, en especial. el momento en que los recibiste en la puerta.  Yo, he de reconocerte que la conjunción "chistorra en llamas" más que asustarme, me atrae seriamente. 🤤 Pero la estrella para mí es (o era) Moma que cosa más preciosa. 

 

Dicho esto.... ¡Felicidades por tu décimo aniversario como anfitrión! 

¿Necesitas ayuda, consejo o quieres compartir tu experiencia?
Regístrate o inicia sesión para empezar a conversar con otros miembros .

Daniel1651
Host Advisory Board Member

No hay dudas de que tienes que venir a Tenerife, querido @Sergi 

¡Habrá que encontrar de nuevo ese sitio y preguntar expresamente por las chistorras en llamas!

 

Y sí, tal como dices, la estrella ha sido nuestra querida Moma, que se ganó el corazón de tantos huéspedes en estos años. Más de uno nos escribió para saludarnos en su despedida y hasta una pareja  inglesa tiene un retrato con la foto de ella en su casa 😍❤️

 

Antes de marcharse, Moma entrenó a la pequeña Malba, que ahora también empieza a hacer de las suyas y ganarse sus primeras estrellitas como Superanfitriona. Es una fiel seguidora de Moma, pero eso sí, con un espíritu libre y aventurero (veremos si la edad la pone en su sitio, jeje).

 

Moma y Malba en Octubre de 2020Moma y Malba en Octubre de 2020

 

 

Laura
Community Manager
Community Manager
London, United Kingdom

¡Que cosa mas hermosa son esas dos bolitas blancas de pelos @Daniel1651 ! 🥰
¡Estoy preparada para adoptar un perrito de Malba cuando esté lista ( y dispuesta 😅) a ejercer la maternidad!


Acabou de chegar na Comunidade? Comece um novo tópico aqui para enviar a sua pergunta!


¿No encuentras lo que buscas? ¡Inicia una conversación en la Comunidade de Airbnb! 

Daniel1651
Host Advisory Board Member

¡Ay, ay, ay! 

Tienes que ponerte en la fila de espera, querida @Laura 😍

 

Pero si vienes a  Tenerife, no hay problema, ella estará encantada de que la saquen a pasear. 

 

De hecho, tenemos huéspedes amigos, Zymante y Mohammed,  que nada mas llegar se la llevan con ellos de excursión (Malba no dice que nó, jeje)

 

 

Sergi
Community Manager
Community Manager
London, United Kingdom

😍

 

¿Necesitas ayuda, consejo o quieres compartir tu experiencia?
Regístrate o inicia sesión para empezar a conversar con otros miembros .

Consulta los artículos del Centro de recursos

Cómo preparar tu alojamiento para los huéspedes
Consejos de los anfitriones en Airbnb Plus: cómo darle un toque único a tu espacio
Ayudar a los huéspedes durante su estancia