[Festival] ¡Más Bibimbap!

Online Community Manager en
London, United Kingdom
Online Community Manager
120 Visitas

Quincy_1-1629713856813.jpeg

 

Screenshot 2021-08-23 at 11.04.00.png

 

 

Esta publicación es parte del CC Festival de la Hospitalidad, tema original creado en el Centro de la Comunidad de habla alemana por @Till-and-Jutta0  y traducido a continuación.


Nuestra sociedad está pasando por unos momentos realmente difíciles, por lo que hoy me gustaría hablar sobre el tema del hospedaje y los viajes. Muchas personas ya no ofrecen sus habitaciones privadas durante la pandemia y otras tratan de buscar alternativas para poder hacerlo. Por ejemplo, hemos tenido que cambiar determinados procesos para que los huéspedes tengan su propia entrada, una pequeña cocina, baño privado, etc. y poder mantener la distancia de seguridad.

 

La comunicación siempre ha sido un aspecto fundamental para nosotros. Nos gusta saber con quién compartimos nuestro hogar, cómo son nuestros huéspedes y qué les ha llamado la atención de nuestro alojamiento.

 

Ocasionalmente, se nos ha prohibido usar nuestro hogar como alojamiento turístico. Ahora la situación está más calmada y las limitaciones no son tan estrictas, aunque también depende del grado de incidencia.

 

Es evidente que, como anfitriones, debemos cumplir las medidas especiales de higiene y limpieza y no recibir huéspedes ni viajar en caso de dar positivo en coronavirus. Eso es lo que exige la legislación de la mayoría de los países, pero Airbnb también menciona lo siguiente:  «Los huéspedes a los que se les haya diagnosticado el coronavirus no deben reservar un espacio en Airbnb para ponerse en cuarentena». Además, las cuentas pueden restringirse de forma temporal.

 

En Alemania, recientemente han entrado en vigor nuevas normas de entrada más estrictas, que obligan a las personas no vacunadas o que aún no se han recuperado y residen en zonas de alto riesgo a aislarse, algo que no es posible en una habitación privada en un alojamiento compartido. Es imposible evitar el contacto por completo, aunque utilices una pantalla de protección (como es nuestro caso).

 

Por eso, preguntamos a nuestros huéspedes dónde se han alojado los 10 días antes de su llegada y, si vienen de una zona de alto riesgo, en qué medida han reducido el riesgo de transmisión (tal y como exigen las nuevas normas de entrada). Lo hacemos para evitar que los huéspedes no puedan entrar al alojamiento a su llegada.

 

Airbnb recomienda  a todos los anfitriones que envíen el siguiente mensaje a los viajeros antes de confirmar la reserva:

 

Screenshot 2021-08-23 at 15.21.29.png

 Sin embargo, puede ser que un huésped dé negativo a su llegada y, no obstante, más adelante, dé positivo. ¿Y entonces qué se puede hacer? Es algo que ya hemos vivido, así que aprovecho para contaros nuestra experiencia.

 

Alojamos a un huésped de larga duración que trabajaba cerca y quería volver a su país el fin de semana para estar con su familia. Para poder entrar en su país tuvo que hacerse una prueba, que dio positivo. Se nos informó de inmediato y tomamos medidas especiales de aislamiento. Entre otras cosas, colocamos una pantalla de separación hermética por todo el apartamento, que íbamos ventilando de forma constante. También nos aislamos hasta que dimos negativo en las PCR.

 

¿Qué opciones teníamos? ¿Dónde podía ir el huésped? No se le permitía volver a su país de origen y debía quedarse en el alojamiento como mínimo 2 semanas. Al final, nuestras medidas funcionaron: el huésped se recuperó por completo y nadie contrajo el coronavirus.

 

Aislarse no implica no tener ningún tipo de contacto con otras personas. Tenemos formas modernas de comunicarnos que nos ayudan a sentirnos menos solos, pero no es lo mismo. También íbamos a hacer la compra para el huésped y le preguntábamos si quería comer algo caliente, algo por lo que se mostró muy agradecido. De esta forma, comía algo caliente por lo menos una vez al día. Queríamos amoldarnos a los gustos del huésped, pero nos mantuvimos fieles a nuestra preferencia por la cocina vegetariana asiática.

 

Es importante saber que, a la hora de preparar comidas para otras personas, se deben tomar precauciones especiales. Es fundamental informarse sobre las normativas locales, ya que, en ocasiones, es necesario disponer de un certificado de salud, higiene y manipulación de alimentos.

 

Uno de nuestros platos favoritos es el bibimbap, una especialidad coreana que no sabíamos si iba a gustarle a nuestro huésped. El secreto es su salsa especial, a base de pasta de miso y pimentón, aceite de semillas de sésamo tostadas, grandes cantidades de ajo fresco y chile en polvo, entre otros ingredientes. Tiene un sabor intenso que permanece en la boca y al que no están acostumbrados nuestros paladares. En este caso, la pérdida temporal del olfato y del gusto que suelen experimentar las personas que dan positivo en coronavirus podría considerarse hasta una ventaja.

 

Al final, al huésped le encantó el plato, algo que dejó muy claro, ya que no dejaba de repetir: ¡más bibimbap!

 

Sergi_2-1629727471219.jpeg

 

 

En realidad, esta ha sido una de las experiencias más agradables que hemos vivido en nuestros 11 años como anfitriones, a pesar del aislamiento. En este caso, también ayudó que el huésped fuera tan simpático y sociable. Estas son las cosas que valen la pena de Airbnb, a pesar de la pandemia.

-----

Festival de la Hospitalidad 2021: Calendario de eventos

¿Necesitas ayuda, consejo o quieres compartir tu experiencia?
Regístrate o inicia sesión para empezar a conversar con otros miembros .

1 respuesta

Re: [Festival] ¡Más Bibimbap!

Online Community Manager en
London, United Kingdom
Online Community Manager

Muchas gracias por compartir con nosotros, el foro hispanohablante, vuestra experiencia tan cercana y tan directa a los tiempos que vivimos @Till-and-Jutta0 .

¿Necesitas ayuda, consejo o quieres compartir tu experiencia?
Regístrate o inicia sesión para empezar a conversar con otros miembros .

Participar en la conversación